Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Renuncio a cumplir las expectativas de los demás

De entre todas las renuncias que he hecho desde que me convertí en madre, hoy escribo sobre la más importante: renunciar a cumplir las expectativas de los demás. Y con "los demás" no me refiero únicamente a gente que ni me conoce y aún así opina; también me refiero a la gente que quiero: papás, hermano, primos, cuñados/as, amistades.
Para mí había sido muy fácil decir "me vale lo que piensen o digan de mí". Claro, porque me refería a esos desconocidos con los que no tengo ningún vínculo emocional; pero decidir que dentro de ese Renuncio, también debía incluir a quienes me quieren pero no entienden -y por lo tanto, no aceptan- mis decisiones o mi forma de llevar mi vida como madre, ¡uf!, eso sí estuvo fuerte. Pero me liberó.
No me malinterpreten, el amor está y estará siempre; pero a veces no sabemos demostrarlo de la manera adecuada, y es cuando comenzamos a lastimar, aunque no lo queramos, a las personas que nos importan. Detrás de un "No deberías de trabajar t…

Últimas entradas

Mamá sin prisas

MIS TRES LUGARES BABY & TODDLER FRIENDLY FAVORITOS EN TORREÓN

Quiero tener un 'self time' sin culpas

Kit de supervivencia para mamás

5 razones por las que mamá necesita un break

¡Respeta mi lactancia!

Recuperé mi autoestima

Cosas que puedes hacer para ti en media hora de mommy time