5 Regalos que sí quiero este 10 de mayo




Se acerca el 10 de mayo y no quiero que me regalen unos chocolates o que organicen una comida en casa donde la que tenga que cocinar sea yo. Así que nuevamente me puse a hacer una lista de las cosas que sí me va a gustar que me regalen este día, porque luego también hay quienes creen que por tratarse del Día de las Madres, hay que regalar tuppers o licuadoras y pues, cómo les explico que nada que ver.


Aquí está, por si las dudas, para que lo lean los maridos e hijos y capten la indirecta de que queremos un regalo que verdaderamente nos apapache, ¡lo merecemos! ¿Apoco no?

Los 5 regalos que sí voy a disfrutar este 10 de mayo

Merezco una buena sesión de masaje. Los días de una mamá son muy cansados, no me dejarás mentir. Entre que despierto súper temprano para alistarme yo y alistarlos a ellos, trabajar fuera de casa, recogerlos, preparar comida, el baño, la ropa, la barrida de la casa, el blog y una larga lista de etcéteras, termino noqueada. La verdad es que un buen masaje con aromas relajantes y toda la cosa, no me caería nada mal.

¡No quiero cocinar! Que me lleven a comer. No me parece nada atractivo celebrar este día si quien va a cocinar, preparar todo y recoger el tiradero soy yo. A mí me encanta comer fuera de casa aunque no lo hago seguido por la misma dinámica diaria que tengo, pero éste es un día perfecto para aprovechar la ocasión; además por ser nuestro día, hay muchos lugares que tienen promociones para consentirnos todavía más. Les paso el tip del Costeñito Independencia, un lugar que últimamente me ha gustado mucho porque es familiar, padrísimo ambiente, con área para niños (que es casi lo primero que preguntamos las mamás) y tienen promos permanentes todos los días de la semana.

Oye, hace tiempo que no estreno ropa. Ya sabemos que generalmente las mujeres nunca tenemos suficiente ropa (aunque el clóset esté lleno); me va a encantar que me den una tarjeta de regalo o el cash de una vez, sin envoltura ni nada, no pasa nada, y permitan ir sola de compras: sin prisas, con todo el tiempo del mundo para probarme lo que me venga en gana, y sobre todo, ¡sin culpas! Por haberme comprado algo para mí en lugar de para mis hijos o para la casa. Porque luego las mamás tendemos a ser un poquito abnegadas y dejamos a todo mundo como prioridad antes que a nosotras, me han contado.

Estaría padre utilizar toda una tarde para pensar únicamente en mí, en la mujer más que en la mamá o la esposa, ¿no crees?

Sabes qué, quiero renovar mi look. ¡Uf! En este ir y venir diario y la falta de tiempos libres, he postergado mi visita al salón por más de un año, ¿lo puedes creer? Si eres mamá, seguro sí, y alomejor hasta tienes más tiempo que yo sin consentirte en uno de estos lugares. Pues este día también será un excelente regalo hacerme un corte de cabello, cambiarme el color, arreglarme las uñas, qué sé yo. Algo que sea para mí.

Hay que aprovechar porque seguro también habrá muchas ofertas y promociones y yo, la verdad es que acepto que sí me voy a poner a cazar los mejores deals, vale la pena.

¿Qué tal un día sin niños? (¿Lo dije o lo pensé?). ¿Seré una mala mamá por pedir algo así? La verdad es que no, para empezar, los conceptos de mala y buena mamá no me gustan mucho, pero lo menciono porque ya me ha tocado escuchar que se asustan cuando comento que no quiero ver a mis hijos por un par de horas. Más que tratarse de una mala o buena madre, creo que el término es: mamá normal, real.

Me encantaría disfrutar un día para dedicármelo solamente a mí, darme un baño de más de 5 minutos y sin interrupciones, ver con tranquilidad el catálogo de zapatos que tengo relegado desde hace dos semanas, leer al menos 10 páginas continuas de los 3 libros que tengo en stand by, ponerme mascarillas, salir a caminar, hacer yoga en casa, o simplemente echarme a la cama en calidad de flojera absoluta, con un enorme bowl de palomitas, nieve, pizza y un playlist de mis series favoritas en Netflix. ¿Apoco no suena a un regalo maravilloso?


No sé por dónde voy a empezar, porque ¿sabes qué? Ya me emocioné y de esta lista de 5 opciones, voy a quererlos todos, ¿será mucho pedir? Yo creo que no. ¡Feliz Día de las Madres!

Comentarios

Entradas populares