29 marzo 2017

7 TIPS PARA GASTAR POCO EN TU BABY SHOWER


Soy la mujer más ajena a los detalles cuando de algún evento lindo se trata; mi imaginación se bloquea y al final quiero terminar comprando todo para no batallar. Mi boda la organizó 99% mi mamá y para mi despedida de soltera y primer baby shower, yo sólo me encargué de mi lista de invitadas, porque de verdad me daba mucha flojera meterme en los detalles, elegir colores, menú, etc.

¿Entonces, por qué demonios estoy escribiendo para darte tips en la organización de tu baby shower? Porque no sé si fue que me pegó el instinto maternal o qué, pero en este segundo embarazo, quise involucrarme. Ahora sí me emocionaba la idea de organizar las cosas para este evento y no me negué a mis instintos.

Por eso aquí te dejo estas 7 ideas que puedes tomar en cuenta si ya estás a punto de hacer tu baby. Son basadas en cosas que hice y me gustaron, y también en cosas que me di cuenta que me equivoqué. La clave central de todo, es gastar lo menos posible, así que mis recomendaciones van en esta línea. 

7 TIPS PARA TU BABY SHOWER 

1. Trabaja en equipo. Creo que el peor error que puedes cometer es organizarlo sola, tanto por dinero como por todo el trabajo y estrés que implica. No sé cómo sea fuera del país, pero en México lo más común es que tu mamá sea quien se encargue de la organización, justamente porque se trata de que tú no gastes tanto o de plano no gastes nada. Júntate con ella y díselo con anticipación para que puedan organizarse y ponerse de acuerdo, que luego esta es la parte más complicada con las mamás. Me han contado.

2. Antes que todo, hagan un presupuesto. Mujeres organizadas, trabajan y gastan menos. Por muy lindo que sea, yo no puedo dejar de ver un baby shower como una inversión, por eso insisto en que lo mejor es gastar la menor cantidad posible de dinero. Antes de empezar a organizar nada, mi mamá y yo nos juntamos a hacer una lista de lo que se necesitaba: comida, rentar un salón, definir número de invitadas, recuerditos, centros de mesa, pastel, etc. Una vez que logramos ponernos de acuerdo en la cantidad de invitadas, pudimos definir todo lo demás; te recomiendo empezar por esa parte.
Aunque aún no sepas exactamente cuánto te va a costar cada cosa, intenta ponerle un número a cada invitada (qué feito suena pero hay que ser prácticas), tipo: voy a gastar equis cantidad por persona. Y así defines tu presupuesto total, apégate a él.

3. Éntrale al DIY. Esto te lo está diciendo una persona con dos manos izquierdas y cero paciencia para las cuestiones de manualidades, pero reconozo que hay ocasiones en las que el DIY (Do It Yourself) ayuda bastante para ahorrar y no necesariamente exige mucha habilidad de diseño. Algo que hice esta vez y después me di cuenta que pude haber hecho diferente (y ahorrarme 2 mil pesos) fue hacer los centros de mesa -que sólo eran 6- y los recuerdos -que sólo eran 60-, en lugar de que me pegara la flojera y comprarlos. Pero a ti que aún estás a tiempo, te recomiendo hacer caso de mi equivocación. En Pinterest hay tantísimas ideas súper padres y sencillas que no implican las mil habilidades ni requieren mucho de tu tiempo. Sigue mi tablero para que cheques algunos ejemplos.

4. En lugar de comprar o rentar, pide prestado. Lo más que puedas, claro que no le vas a decir a la dueña del salón que te la preste. Pero hay detallitos que sumados implican un gasto y del cual te puedes liberar. Nunca falta el amigo, la amiga o el familiar que tiene una bocina, un micrófono, adornos, manteles, loza, etc. Utiliza tus buenas relaciones para ahorrar y reduce costos.

5. Omite los juegos. Este baby shower me gustó mucho particularmente porque nadie se metió en los líos de organizar juegos como "adivina cuánto mide mi panza" o cosas por el estilo que honestamente no me encantan. A menos que te gusten, está bien, pero si no, créeme que no son necesarios y nadie los va a extrañar; lo más padre de todo fue que al final las invitadas dijeron que les gustó mucho así y la pasaron muy a gusto. Plus, te evitas gastos (aunque menores, pero ahorras) en juegos. Otra cosa, te quitas el estrés; mi primer baby shower, la pobre de mi madre estuvo súper estresada porquea la hora de iniciar los juegos, nadie quería participar. ¿Qué necesidad?

6. Hazlo de cuota. Insisto en que para mí, un baby shower es una inversión (sorry por quitarle la parte romántica al asunto). Por eso, en lugar de hacer mesa de regalos en tiendas nice, o dejarlo libre para que cada quien lleve lo que quiera (que se pueden repetir regalos y después es un lío para regresarlos a las tiendas), te recomiendo ampliamente que lo hagas de cuota. Sí, me parece lo más práctico y sensato. Previo a esto, hazte una lista de las cosas que quieres comprarle a tu bebé: pañales, cobijas, ropita, artículos de baño, cremas, biberones, etc. Y casi casi al día siguiente de tener tu evento, lánzate a comparlo todo. ¿Por qué?, porque si te esperas un poquito más, puede pasar que termines gastándote el dinero en otras cosas... me han contado.

7. Aguas frescas. Esto es algo que se nos ocurrió hasta después del evento, pero te paso el tip. Se compraron muchos refrescos y sobraron bastantes envases llenos y a medias, y qué desperdicio porque ni en mi casa ni en casa de mi mamá se toma refresco. O sea que todo lo que sobró fue dinero tirado a la basura, y qué dolor. Considero que agua fresca es la mejor opción sobre todo en estas fechas de harto calor, además de que es súper económica, ya sea de sobre o natural, es mucho más saludable que el refresco.

8. No imprimas invitaciones. Estamos en la era digital y honestamente me parece un desperdicio de papel y dinero imprimir invitaciones para tu baby shower. Yo me esmeré en hacer un diseño bonito (existen mil ideas y plantillas en internet) y lo envié a mis amigas y de más invitadas tanto por whatsapp como por mail o por el chat de facebook, dependiendo del canal que más usaba la persona invitada. Te recomiendo hacer lo mismo, además al hacerlo así, puedes aventarte un diseño con más colores y elementos porque a final de cuentas no te van a cobrar más por imprimirlo.

Por supuesto, lo más importante es que te la pases bien, por eso mi última recomendación es que el día del evento, no te preocupes por nada más que disfrutar el momento y convivir con tus amigas. Cero estrés y muchas ganas de compartir este momento con la gente que quieres y te importa. De mis recomendaciones, elige las que te latan y aclaro que no se trata de que por ahorrar, dejes fuera cosas que te gustaría tener. Son sólo consejos basados en mi experiencia. ¡Feliz baby shower!

Con amor,
K.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario